Extreme Hardship Spanish

Exenciones Provisionales. ¿Qué es "Dificultad Extrema"?

Por: John Yahya Vandenberg, Abogado en Asuntos de Inmigración.

La próximo expedición en las Exenciones Provisionales, si cumple con los criterios para solicitarla, es que el inmigrante tiene que demostrar "dificultad extrema". Ahora bien, ¿qué es "dificultad extrema?" Ese es un asunto legal, y si no ha tenido en mente conseguir un buen abogado de inmigración para ayudarlo, espero que este artículo le anime a hacerlo.

He aquí por qué el término "dificultad extrema" en este caso sólo incluye al ciudadano de los EE.UU., o un residente legal permanente (mejor conocido como Titular de la Green Card, también llamado "LPR") cónyuge o uno de los padres del inmigrante. Esto significa que si el inmigrante que necesita una Exención Provisional es una madre soltera de 10 niños que son ciudadanos estadounidenses y los abuelos de sus hijos han muerto, ella no va a poder obtener una Exención Provisional sin importar si el oficial de USCIS sienta pesar por ella. Las dificultades que sufre el mismo inmigrante no cuentan; a USCIS no le importa los motivos de los inmigrantes para calificar a una exención. Y las dificultades que sufre un ciudadano de los EE.UU. o niños con estatus LPR tampoco cuentan directamente. En pocas palabras: no hay Exención Provisional para ningún ciudadano de los EE.UU. o para un cónyuge o uno de los padres con estatus LPR, directamente.

Ahora bien, si el inmigrante tiene un "pariente calificado" -un ciudadano estadounidense o un cónyuge o padre familia con estatus LPR-, deben dar el siguiente paso: demostrar la posibilidad que si abandonan a su "pariente calificado" en los EE.UU. dejándolo solo, o al ser trasladado ese "pariente calificado" a un país extranjero diferente de los Estados Unidos, el "pariente calificado" experimentará "dificultades extremas".

Entonces, ¿qué es "dificultad extrema"? Ese es un término nebuloso que es más a menudo determinado por lo que no lo es. El USCIS se apresura a señalar que la "dificultad extrema" no es "la dificultad normal" que se puede esperar de un cónyuge o padre pueda reaccionar si el inmigrante no recibe la exención. Generalmente, las "dificultades normales" en opinión del USCIS serían la desventaja económica, la incapacidad para mantener el nivel actual de vida, la separación de los miembros de la familia, o un reajuste cultural. Estas "dificultades normales" no constituyen una "dificultad extrema".

Afortunadamente, tenemos un poco de orientación sobre los factores que pueden mostrar "dificultad extrema." El análisis clásico de "dificultad extrema" se expone en Materia de Cervantes-Gonzáles. Allí, la Junta de Apelaciones de Inmigración establece los criterios tomados en cuenta. Estos son:

1) Si el inmigrante tiene miembros de su familia que sean ciudadano de los EE.UU. o con estatus LPR, y cuántos son;

2) Los lazos familiares del "pariente calificado" fuera de los Estados Unidos;

3) Las condiciones de los países donde el "pariente calificado" tendría que reubicarse, y sus vínculos con ese país, en su caso;

4) El impacto financiero que causará al "pariente calificado" y / o la salida de los inmigrantes de los Estados Unidos;

5) Las condiciones de salud significativas en el "pariente calificado", en especial cuando está asociado a la falta de atención médica adecuada en el país extranjero.

Esta lista no es exhaustiva, pero es donde el USCIS comenzará a analizar la solicitud I-601A Exención Provisional buscando la aprobación sobre la base de "dificultad extrema". No todos los factores tienen que estar a favor de los inmigrantes, y esta no es una lista que lo abarque todo.

También es bueno tener en cuenta que los factores antes mencionados, y otros, pueden demostrar "dificultad extrema" cuando se toman en conjunto. Así que hay una totalidad de los factores que se tienen en cuenta. Esto significa que a pesar de que el "pariente calificado" no tiene una dificultad grande y seria pero puede demostrar una gran cantidad de otras dificultades menores, aún pueden reunir el estándar de "dificultad extrema".

Entonces, ¿qué hace usted, señor abogado, cuando alguien necesita una exención? Bueno, lo primero que hacemos es, por medio de los factores que mencionamos anteriormente, actuar. ¿El inmigrante cumple con los requisitos para una Exención Provisional? Si es así, se pasa a la siguiente pregunta: ¿el inmigrante tiene un "pariente calificado"? Si la respuesta es afirmativa, luego vamos a mirar eso a través de los factores de Cervantes mencionados anteriormente. Aquí es donde voy a estar particularmente interesado en:

1) Si el inmigrante tiene miembros de su familia que sean ciudadanos de los EE.UU. o con estatus LPR, ¿cuántos tienen? ¿Están todos, o muchos de ellos, dispuestos a escribir una carta acerca de lo mucho que significa el inmigrante para el (los) "pariente (s) calificado (s)"?

2) ¿Qué tipo de problemas de salud (física, mental, emocional) tengan los familiares de los inmigrantes? Recuerde también que el "pariente calificado" no necesariamente tenga un problema de salud. El problema puede ser de alguien que no es un "pariente calificado", pero alguien que el "pariente calificado" deba atender. Por ejemplo, la esposa de un inmigrante deba tener que cuidar a su padre de edad avanzada enfermo. O su hijo enfermo, o un niño que tenga autismo o dificultades de aprendizaje. ¿Y esa condición pueda ser tratada adecuadamente en el país extranjero? Este factor puede ser determinante para una exención si se acompaña de una buena evidencia.

3) ¿Qué hace el "pariente calificado" por el bien de la comunidad? ¿Es el "pariente calificado" una enfermera? ¿Un trabajador social? ¿Alguien que ofrece su tiempo para su mezquita, o una iglesia o sinagoga, o una organización de la comunidad local? Esto lo ve muy positivamente el USCIS, y también demostrar la pérdida para la comunidad si la exención no se concede y ese "pariente calificado" sea trasladado al país extranjero. Y si el inmigrante es una parte integral de la comunidad por lo menos puede ser considerado como un asunto de discreción por el USCIS.

4) ¿Cuáles son los trastornos que afecten la educación y / o carrera del "pariente calificado"? Esto puede ser muy poderoso para demostrar la "dificultad extrema". Podríamos argumentar que si no tiene al inmigrante a su lado, el "pariente calificado" no será capaz de completar un grado en el que está trabajando, ni tampoco será capaz de terminarlo en el país extranjero por razón del idioma, del tema cultural, o su equivalente. O tal vez su título solo es válido y útil en los Estados Unidos, por lo que no tiene equivalencia o no se necesita en el país extranjero, lo que no podría conseguir un trabajo acorde con lo estudiado en ese país.

5) ¿Habrán serios problemas financieros causados ​​por salir de los EE.UU. para estar con el inmigrante, o quedarse aquí solo (a)? ¿Es una hipoteca que va a entrar en incumplimiento de pago? ¿Van a perder su vehículo y su apartamento? ¿Un niño tiene que abandonar la escuela para ayudar al mismo apoyo familiar? Aunque sólo tener que cambiar un nivel de vida no suele ser "dificultad extrema", perdiendo una casa, una propiedad significativa o activos importantes probablemente se elevaría a "dificultades extremas".

6) ¿Cuáles son las condiciones sociales o culturales que son aceptadas para el "pariente calificado" en el país de origen? ¿Es aceptado generalmente el acoso sexual desenfrenado? ¿Los estudiantes del sexo femenino reciben la misma oportunidad de asistir a la escuela y tener éxito como los estudiantes varones? ¿Puede el "pariente calificado" ser capaz de entender y actuar si no le hablan en su idioma?

7) ¿Cuáles son las condiciones políticas? ¿Es una posibilidad real si al ser reubicado el "pariente calificado" a un país extranjero pudiera ser blanco de la violencia política? ¿Hay alguna diferencia religiosa que respete las creencias del "pariente calificado", o un peligro sólo por ser "americano?"

Una vez que tengamos las respuestas a estos interrogantes (y por lo general muchos más que van surgiendo por parte de los clientes), estaremos listos para seguir adelante con el trabajo duro: probarlo.

No se puede llenar solamente el formulario I-601, pagar la cuota, y enviar una carta de los familiares calificados en el que sólo van a extrañar seguramente al inmigrante. Una buena y exitosa aplicación para una exención mezcla la evidencia de lo "subjetivo" y lo "objetivo". Las declaraciones juradas del (de los) pariente (s) calificado (s), así como de otros familiares, testigos y profesionales sirven como un tipo de evidencia, y ayudan a los funcionarios de USCIS a entender la documentación. Las palabras en una declaración jurada pueden ser puntos de vista personales, pero aun así pueden ser tenidas en cuenta. La clave para hacer que esas declaraciones realmente trabajen como evidencia persuasiva es acompañarlas con evidencia de buena calidad.

Hablar es barato cuando se trata de exenciones. USCIS ha leído más de unas cuantas exageraciones, por lo que puede ser comprensiblemente escéptico. Para obtener una aprobación, el inmigrante va a tener que demostrar, a satisfacción de USCIS cada una de esas dificultades. ¿El "pariente calificado" tiene un problema médico o una discapacidad? USCIS va a tener que revisar la historia clínica y una carta detallada por parte del médico. ¿Su casa va a ser ejecutada por no haber ingresos económicos por los inmigrantes? USCIS va a tener que revisar los papeles de hipoteca, los detalles de todas sus cuentas e ingresos, y exactamente cuánto dinero entra y hacia dónde va. ¿El "pariente calificado" sufre de depresión? Generalmente, USCIS sólo dará el argumento real de la prueba si se demuestra que la depresión ha estado presente durante un plazo más largo; una sola visita a un psicólogo que le haya pagado por una "evaluación" es poco probable que sea confiable.

Y un consejo para todos los presentes sobre la prueba. En general, los funcionarios de USCIS son buenas personas. Ellos creen en hacer lo correcto. Ellos son buenos en lo que hacen, y no me gusta cuando los solicitantes los tratan como si fueran tontos o ingenuos. Los oficiales de USCIS creen, como los demás ciudadanos, que la honestidad es la mejor política. SIEMPRE sea veraz en todo lo que diga o aplique para inmigración, o con su abogado para su caso. Si algún abogado le pide mentir sobre algo, o incluso los sorprenda mintiendo, aléjese inmediatamente y busque a otra persona que le represente. La mentira no tiene ningún espacio en el proceso de inmigración, incluyendo las exenciones. Si usted no puede decir la verdad, entonces no debería estar presentando su caso ante el USCIS o cualquier otra agencia gubernamental.

Somos muy conscientes de que las exenciones son difíciles. Sin embargo, hemos logrado representar exitosamente varios casos tanto a nivel local e internacional. Le comento uno de esos casos exitosos: nuestro cliente, oriundo de El Salvador, tuvo el Estatus de Protección Temporal (TPS). Su esposa es una ciudadana de los EE.UU. Con el fin de buscar su tarjeta de residente permanente (su Green Card), él viajó a El Salvador y regresó a Filadelfia para su entrevista, por lo que tendría un ingreso legal y ser elegible para el ajuste de su estatus. (Tenga en cuenta que hoy, después de la Materia de Arabally y Yerrabelly, emitida el 17 de abril de 2012, dicta que un viaje al extranjero no sería un problema). Pero la oficina de USCIS en Filadelfia le negó su tarjeta de residente permanente argumentando que él no presentó "dificultad extrema". Apelamos este caso a la Oficina Administrativa de Apelaciones, y ellos estuvieron de acuerdo con nosotros en que él mostró "dificultad extrema" a su esposa ciudadana de los EE.UU., y ahora él disfruta de su estatus de residente permanente hoy día con ella.

El Programa de Exención Provisional es más complicado que el caso que mencionamos anteriormente de nuestro cliente. Si su Exención Provisional es negada, no se puede apelar. Es todo; en este punto usted pudiera estar inmovilizado durante el procesamiento normal como está establecido ahora, es decir, una larga espera en el país extranjero, si desea continuar.

En pocas palabras: si cree que usted o alguien que conoce califica para el Programa de Exención Provisional, póngase en contacto con nosotros y tome asiento para una consulta. Tenemos libros para colorear para los niños, mi oficina es tranquila, y podemos ver si el Programa de Exención Provisional funciona para usted. Este Programa de Exención Provisional es uno de los cambios de política más importantes de USCIS en una década, y es importante que se utilice para su pleno y humanitario uso. Sin embargo, incluso si usted o su ser querido no califican, no significa que nuestra consulta haya sido una pérdida de tiempo. Pueden haber otras alternativas que podemos explorar, tal vez una exención ni siquiera sea necesaria, y haya una mejor opción. O mi consejo, esperar y ver qué sucede después, la Reforma Integral de Inmigración puede llegar pronto, y si es así, ayudará aún más familias a que se mantengan juntas y fuertes.

W. John Yahya Vandenberg ejerce la ley de inmigración en el área de Filadelfia. Fue seleccionado recientemente para la lista de los mejores abogados de Pensilvania (Pennsylvania Super Lawyers) por dos años consecutivos. Es invitado regular para conversar sobre temas de derecho de inmigración para profesionales y grupos comunitarios. El Sr. Vandenberg fue Vocero en el 2010 y el 2011 para las Conferencias Anuales de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración - Capítulo Filadelfia (American Immigration Lawyers Association - Philadelphia Chapter). Ha asumido casos difíciles sobre inmigración para familias y ha revocado varios procedimientos de deportación para los que están detenidos, respectivamente. Ha escrito sobre asuntos de inmigración para Fun Times, una revista para la comunidad de la diáspora africana; Jornal dos Imigrantes, un periódico brasileño; y L' Informateur, un periódico haitiano. Ha hecho presentaciones de leyes de inmigración en mezquitas, iglesias y organizaciones comunitarias en Pensilvania, Nueva Jersey y Delaware. Actualmente, es Vice-Secretario del Comité Ejecutivo de Filadelfia AILA y miembro plenipotenciario de la American Immigration Lawyers Association.